Paso 1: ¡Reconocer tu llamado!

Hay muchas otras historias – como libros escritos por Loren Cunningham o las narraciones de cooperadores cristianos contemporáneos – que muestran lo que es un llamado misionero y puede tener un aspecto como el de hoy …

Considera esto: ¡Cuando Dios habla, El no se equivoca! Nunca pienses que eres “demasiado joven” o “demasiado viejo” – ¡Haz una decisión a responder al llamado de Dios!

Habla con tu Pastor

Si crees que Dios te está llamando a las misiones, habla con tu Pastor. Como una Iglesia de envío de un misionero es generalmente su Iglesia principal, es importante que tu Iglesia se involucre en el proceso de tu preparación para el campo de la misión desde el principio.

El período de tiempo entre la recepción del llamado de Dios y ser enviado como misionero puede variar.  ¡Debes hacer un buen uso de este tiempo!

Si deseas leer relatos escritos por misioneros que recibieron un llamado personal a las misiones, puedes navegar por los testimonios de misioneros de Globe.

Leer sobre Paso 2: ¡Prepárate!

email