“Misiones existen por qué hay ausencia de adoración. La adoración es la prioridad, y no las Misiones. Dios es el propósito y objetivo final, no el hombre. Cuando los tiempos terminen, y las incontables multitudes de millones de los redimidos se postren sobre sus rostros delante del trono de Dios, Misiones dejaron de ser. Son solo una necesidad temporal, pero no así la adoración pues es por siempre. Los redimidos seguirán adorando por siempre y siempre al que vive por los siglos de los siglos…. Y el trabajo temporal cesó…”

– John Piper y Jorge Gutiérrez –

Jorge Gutiérrez y su esposa Rosa Elia son misioneros a México. Ellos han estado casados por más de 35 años.

Tienen dos hijos: Shalom Jireh 32 años, y Melquisedec Gutiérrez 31 años. Shalom está casada con José Reyes Avilés y tienen dos gemelos, un niño y una niña que tienen 4 años de edad,. Melquisedec se caso con Fátima Avilés y tienen dos hijos – un niño de 7 años y una niña de 5 años.

Jorge y Rosa han disfrutado su vida matrimonial y disfruten servir al Señor. De hecho, todo la familia esta gozando en el ministerio. La familia Gutiérrez ha estado en el ministerio por más de 32 años y han ministrado en México por aproximadamente 27 años.

Tienen iglesias en tres estados diferentes en México y también pastores bajo de su ministerio. La familia Gutiérrez se dedica a hacer discípulos y plantar iglesias.
 
Desde una edad temprana, tanto Tynan como Lydia Barnes se han sentido motivados e inspirados por lo que se puede resumir como la Gran Comisión y el Gran Mandamiento combinados para ser GC². En Mateo 28:18 dice: “Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todas las cosas que os he mandado. ” Del mismo modo, Marcos 12:28 parafrasea: “Ama a Dios, ama a los demás y haz discípulos”.

Después de haberse graduado del Instituto Cristo para las Naciones en Dallas, Texas en 2002, han estado siguiendo el llamado a las misiones extranjeras en el centro de México desde 2015. Hoy, además de criar a sus cinco hijos bilingües en el campo, Tynan y Lydia son comprometidos con el avance de los movimientos de hacer discípulos. En su tiempo libre disfrutan trabajar con madera, tejer artesanías en telar, jugar juegos de mesa y juegos al aire libre como whiffle ball, kickball, así como andar en bicicleta con sus hijos.

Tynan y Lydia comenzaron su ministerio local buscando Grupos de Personas No Comprometidas en áreas remotas del centro de México, llamados el Círculo del Silencio. Estas áreas rurales tienen menos del 1% de evangélicos. Utilizando herramientas como filtros de agua limpia y reproductores MP3 Mega Voice que funcionan con energía solar, están expandiendo el Evangelio dentro de estas comunidades remotas.

El objetivo es formar y nutrir pequeños grupos de discipulado. Luego, estos grupos están equipados espiritualmente para proclamar el evangelio a los no salvos, discipular a los que responden al evangelio y guiar a los discípulos fieles para que sirvan como líderes para discipular a otros, es decir, multiplicar. Durante 2021, el Señor inspiró a Tynan y Lydia a tener una visión más amplia. Esto los impulsó a considerar expandir su ministerio de discipulado local para incluir también la capacitación de misioneros de habla Español en el área regional donde viven.

En 2022, Tynan y Lydia trabajarán junto a Jorge y Rosa Gutiérrez, también sirviendo con Misión Global a través de clases de candidatos básicos que incluirán a Zúme, Kairos y The Focus Group. Estos aspectos servirán como catalizadores del Movimiento de Hacer Discípulos muy necesarios y enfocados que servirán a las iglesias cristianas locales/regionales y a las personas llamadas como misioneras, para reconocer y cumplir su papel en la Gran Comisión.

0 Comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *